¿Sabes cómo dividir en etapas tu estrategia de remarketing?

No basta con armar una lista de todos tus visitantes web y mostrarles el mismo mensaje. Cuanto más específicas sean tus campañas, mayor será el éxito de tu estrategia. ¿Sabías que los clientes potenciales que visualizan un anuncio de remarketing tienen un 70% más de probabilidades de realizar una conversión/compra en tu web?


La data, que proviene de un estudio de Adobe, no sólo reafirma que la pregunta ya no es si hacer remarketing o no vale la pena, sino ¿cómo ejecutar la estrategia más efectiva? Y ¿cuáles son los pasos a seguir?


¿Necesitas argumentos adicionales?


Sólo un 8% de tus visitantes regresa a tu página web sin necesidad de ayuda. Ese es el porcentaje de personas que recuerdan tu producto/servicio.


El 92% restante necesita ser reorientado para convertir, porque cuando diriges tus anuncios a esos clientes indecisos, la tasa de conversión sube vertiginosamente. Por eso hoy vamos a abordar cómo dividir en etapas tu estrategia de remarketing.


Expliquemos primero algunos aspectos del remarketing.

Todas las soluciones de hoy en día como Google, Facebook o LinkedIn piden que al empezar a hacer publicidad se instale un fragmento de código en tu página web. En algunas plataformas a esto se le llama Pixel y otros simplemente le dicen Etiquetas. Sea como sea, ese fragmento de código funciona para realizar seguimiento de todas las acciones de tus visitantes, entrando allí en escena el remarketing.


La utilidad principal del remarketing entonces es que nos permite volver a alcanzar a todo usuario que nos haya visitado y no haya completado alguna acción, como dejar un curso sin comprar o un producto en el carrito. De este modo les hacemos un recordatorio o mejoramos su oferta inicial. Pero ¿metemos a todos los visitantes web en la misma bolsa? ¿Les mostramos el mismo mensaje? ¿Los mismos productos? 

Cómo dividir tu estrategia remarketing en etapas:

1. Empieza con un remarketing básico


¿Conoces la Red de Display de Google?


Bien, son todas las páginas dentro del buscador más grande de Internet. Actualmente se calcula que la red de Display (GDN por sus siglas en inglés) alcanza a un 90% del tráfico en Internet.


¿Cómo empezar?


En Google Ads, cuando armamos campañas lo más común es que pertenezcan a la red de búsqueda. Sin embargo, también nos permite emplear la red de Display. Y cuando  hablamos de remarketing, el primer paso debería ser crear tu audiencia. 

La recomendación: que englobe a tus visitantes web en determinado período, como por ejemplo 30 días. A partir de acá podemos ser tan detallados o precisos como imaginemos. Podemos, por ejemplo, hacer remarketing a personas que hayan visitado específicamente tu página de Precios, tu blog de artículos, entre otros. ¿Lo ves?

2. ¿Remarketing en la red de búsqueda?


Así es. También se puede. ¿Cómo funciona?

Evidentemente es una técnica que sólo funciona en Google. Basta con crear listas de remarketing para tus anuncios de búsqueda, es decir, específico para personas que previamente hayan visitado tu web.

¿La clave? La diferencia acá es que estas personas ya te conocen. Por tanto, tu mensaje debe ser diferente, más cercano. ¿Y este método es mejor o peor que el remarketing tradicional del que te hablamos antes? En realidad, lo único que tienen en común ambos métodos es que usan cookies para rastrear a los usuarios y agregarlos a las listas de uso de un anunciante. Si bien el remarketing estándar entrega anuncios a los usuarios cuando navegan en la red de Display, el retargeting en la red de búsqueda requiere de que utilicen palabras claves por las que ofertes, así que es más específico y tiene mayores probabilidades de certeza.

3.Remarketing basado en funnels


En esta segunda etapa no importa tanto qué plataforma uses. La idea es presentar la oferta correcta a una persona en su etapa correcta del viaje a la compra.


A esto se le conoce como moment marketing...

Por ejemplo, si alguien está en la etapa de consideración de tu producto, probablemente sea mejor opción enviarle contenido valioso en lugar de apresurarse a comprar. ¿Cómo te aseguras de que estás impactando correctamente en el usuario en la etapa de decisión?

 Lo mejor es que empieces a colocar etiquetas en tu página web. No hablamos de un código, sino de llevar un orden interno.

¿Tienes un blog?


Pues bien, seguramente notarás que no todas los artículos tienen la misma intencionalidad. Una nota que hable sobre “qué es remarketing” no es igual a una que hable de “cómo hacer remarketing en la industria educativa”. ¿entiendes?


Eso debe a que en el mundo del marketing se han observado al menos tres etapas antes de realizarse una compra:


  • Aprendizaje

  • Consideración

  • Decisión


Evidentemente quieres captar más personas del último grupo. Si etiquetas contenido en tu web y sabes exactamente cuáles páginas influyen más sobre las decisiones de clientes potenciales, entonces puedes apuntar campañas de remarketing a ese público.

4.Up sell y cross sell


¿Habías pensado que tus clientes también pueden ser objeto de campañas de remarketing?


Claro, no es un caso que aplique a todas las industrias, pero los clientes que han comprado artículos en tu sitio web pueden interesarse en los productos o servicios complementarios que ofreces. Es tan sencillo como ir a la plataforma de anuncios que desees y crear una lista de clientes. Evidentemente vas a llegar a un grupo mucho más reducido de visitantes en tu sitio web, pero estas personas están familiarizadas con tu negocio. Por tanto, también debes personalizar tus anuncios.

Veámoslo en un ejemplo.


Imagina que eres dueño de una tienda de suministros de jardinería y quieres llegar a clientes que han comprado semillas. Ahora sabes que estas personas suelen estar interesadas en esta clase de productos, por lo que podrías crear una campaña dirigida a que compren alguno de los otros que tengas en oferta. Además, es probable que tus clientes compren tus productos cada cierto tiempo después de sus interacciones iniciales, por lo que también querrás apuntar a personas que podrían interesarse eventualmente en tus productos.


Remarketing dinámico: ¿cómo automatizar todo lo anterior?


Hasta ahora mostrabas anuncios en la Red de Display de Google a usuarios que habían visitado tu web y personalizando según la página que visitaron, mediante machine learning.


El remarketing dinámico consiste en dar un paso más y mostrar anuncios de productos específicos que hayan visitado nuestra tienda online y realizando tal vez una nueva oferta.


¿Cómo funciona esto?


Tras incluir la etiqueta de remarketing dinámico, Google generará anuncios de forma automática según el catálogo de productos que tengas disponible en tu web. Así que arma tus listas y empieza a hacer remarketing mostrando a tu público exactamente lo que ha estado buscando. Empezarás a ver el cambio en números.


Triunfa en línea

La App de Marketing Digital más completa para PYMES

Descubre más
Cupón: US$75 Nuevos usuarios
Cupón: US$75 Nuevos usuarios

14 Jul, 2020