Gestiona tu LinkedIn empresarial para este 2020


 

Linkedin, la red social profesional más extendida y utilizada a nivel mundial y que nos permite crear una poderosa red de contactos, sinergias, negocios, establecer contacto con otros mercados y que nos permite explorar conceptos, públicos o nichos. En definitiva, no solo podemos considerarla como una red social sino como una de nuestras herramientas principales de trabajo. Pero para extraer el máximo partido a Linkedin debemos trabajarlo y gestionarlo debidamente.

¿Qué buenas prácticas podemos aplicar?

Linkedin no es solamente para grandes directivos como muchos usuarios piensan, ni solo para profesionales de marketing o recursos humanos. Tampoco es solo para empresas. Linkedin es para cualquier persona independientemente de su posición, condición, profesión o cualquier otro segmento de clasificación. Eso si, es para personas que quieran trabajar su perfil profesional y, por tanto:

-        Debes establecer una foto de perfil profesional. No olvides que es parte de tu presentación y debe tener una coherencia profesional y no de ocio como si fuese el perfil de Facebook o Instagram.

-        Debes establecer una foto de portada que hable de ti, de tu mensaje y que te identifique. No olvides incluir un CTA, aprovecha el espacio disponible para enviar un mensaje a los que lleguen a tu perfil.

-        Debes decidir cual es tu palabra clave: ¿por qué keyword quieres ser posicionado y encontrado? Es importante enmarcarte en una profesión, una sección o un tema para poder trabajar tu presencia en ella.

-        Debes rellenar toda la información del perfil. Es importante que tu perfil esté completo para que Linkedin lo posicione mejor en los resultados y para que aquellos que llegan a él te conozcan lo suficiente como para contactar contigo.

-        Personaliza tu URL, te ayudara a darle un toque personal y a trabajar mejor el SEO de tu marca.

-        ¡Escribe, publica y comparte! La interacción y participación es de los elementos más importantes en cualquier red social y en Linkedin no es menos. Forma parte de la red aportando tu contenido y compartiendo tu punto de vista. La opinión SÍ que cuenta.

¿Qué y cómo debemos publicar?

Linkedin como decimos, se basa en las personas, pero también en qué dicen. El contenido es una parte de valor añadido que te ayudará a conectar con otros perfiles y a establecer el tuyo, a enmarcarlo bajo aquello que sabes hacer.

Es importante compartir contenido de calidad, siendo constante y bajo un sector determinado sobre el cual establecer tu perfil. Podemos hacerlo de diferentes maneras:

-        Publica artículos de tu sector o sobre aquello que quieras resaltar de tu perfil. Nos ayuda a que nos conozcan, nos den valor y a darle un escenario temático a nuestro perfil.

-        Publica vídeos o live’s para llegar de manera más directa y visual al resto de la comunidad. El video es uno de los formatos que están más de moda y que llegan directamente al público. Cuando grabes tus vídeos no te olvides de subtitularlos, hay muchos usuarios que consumen los vídeos en silencio y si tu valor está en lo que dices no llegará a los viewers.

-        Publica documentos, presentaciones, proyectos… que sigan aportando valor a tu perfil y vincúlalos también con Slideshare, así también trabajarás el SEO.

-        Publica contenido de terceros, pero aporta tu opinión sobre ello. Es importante ser parte del contenido de otras personas aportando el punto de vista personal y profesional y ayudando a que los demás también crezcan en la red.

-        Comenta, participa y comparte contenido de tus contactos. Recuerda, Linkedin es un “win-win” y todos podemos llevarnos nuestro pequeño (o gran) beneficio.

¿Qué NO deberías publicar?

No existe ninguna norma explícita más allá de la propia política de Linkedin, pero de sobras es sabido que hay contenidos que están fuera de lugar y que pueden incomodar a tus contactos por no corresponderse con la realidad de la red social. Linkedin no es Facebook, por lo tanto, el contenido más ‘social’ mejor dejarlo para enseñárselo a Zuckerberg y no a tu comunidad profesional.

Ver contenido muy personal en Linkedin puede dar una visión poco profesional de tu perfil ya que no podemos olvidar que esta red social se basa en las relaciones de negocios y no en las personales (aunque en ocasiones unas se deriven de otras y viceversa).

¿Cómo se mantiene optimizado el perfil de Linkedin?

Como cualquier otra red social el contenido y la participación favorecen nuestra visibilidad ante el resto de contactos, así que, aunque Linkedin sea más profesional y no tan social, debes mantener una gestión constante.

La periodicidad también viene un poco marcada por tus objetivos a conseguir, el sector profesional donde te desarrolles o quieras desarrollar tu actividad, su nivel de actualización… pero si realmente queremos un retorno real debe haber una implicación diaria o casi diaria.

No es necesario que publiquemos diariamente contenido nuevo y único, pues seguramente los recursos necesarios para hacerlo serán muchos. Pero si, pueden participar todos los días de tu red y de otros contenidos que puedas ir descubriendo en la navegación y a través de los contenidos que comparten tus contactos.

Conclusión final

Como resumen de todo lo anterior, lo más importante de Linkedin es mantenerte actualizado, ser constante y participar en tu comunidad. Linkedin es una red social agradecida y en la cuál si trabajamos bien nuestro perfil, nos veremos recompensados.

Debemos partir siempre de que estamos en “modo trabajo” y que las mejores horas para estar presentes son las que coinciden con la jornada laboral. Debemos estar expectantes a qué pasa en nuestra comunidad, cómo podemos ayudar y cómo podemos generarnos un beneficio propio. Y nunca olvidar que Linkedin va de personas y estas son el máximo valor de esta red.

 

 

Este articulo ha sido escrito por Dolors Guillen.  

 

Consigue éxito online

La App de Marketing Digital más completa para pequeñas empresas

DESCUBRE MÁS
Cupón: 75 € Nuevos usuarios
Cupón: 75 € Nuevos usuarios

02 Mar, 2020