Los 7 elementos fundamentales para tus tácticas SEO

Las mejores tácticas para conseguir el éxito online


Si normalmente lees nuestro blog, quizá te hayas dado cuenta que hay muchas maneras de optimizar tu web. Los veterano de la industria normalmente se centran en las innovaciones de marketing digital más a la última y revolucionarias. Estas están muy bien, pero no olvidemos que tienes que saber gatear antes de empezar a andar. Aquí te traemos algunos de los elementos principales que necesitas para optimizar tu web de manera eficaz.


1. En cuanto a las imágenes, el tamaño importa


Una pregunta importante que preguntarte a ti mismo: ¿Cuánto tiempo tardan las imágenes de mi web en cargar en las pantallas de mis visitantes? Si estas imágenes son demasiado grandes para que carguen a una velocidad razonable, todo el dinero que se invierte en un diseñador gráfico profesional puede que haya sido en vano. No toleraremos esto en una tienda del centro: imagina entrar en una panadería y que la persona detrás de la barra te ignore completamente. Ahora considera qué harías si pudieras chasquear los dedos y ser transportado a otra panadería donde el servicio sea bueno. Por supuesto, no dudarías en hacerlo. Esto es exactamente lo que todos los usuarios sienten cuando visitan una web que no carga. Además, es un aspecto importante para los motores de búsqueda: Google prefiere webs que cargan rápidamente. Especialmente ya que el 53% de los visitantes de sitios móviles se irán a otra web si la web tarda más de 3 segundos en cargar. Optimizar las imágenes de manera correcta puede significar la diferencia entre conseguir el ranking que quieres o no. Comprobar el tiempo de carga no es tan simple como hacer clic en tu web y calcular el tiempo. No podrás obtener una perspectiva real desde el punto de vista del consumidor al hacerlo; si ya has entrado en una web con anterioridad, tu ordenador ya habrá guardado sus elementos en el navegador. Esto significa que carga más rápido para ti que para usuarios que la visitan por primera vez. Por ello, no sería una representación realista. Para que lo sea, utiliza aplicaciones como rankingCoach. Este te dará informes detallados del estado de optimización de tu web y te mostrará las áreas que necesitan mejorarse.


2. Una imagen de una rosa, con otro nombre, no se encontrará tan bien


El tamaño no es el único aspecto visual que tener en consideración. Cono debes saber, tienes la oportunidad de incluir algunas palabras clave explicativas entre los meta datos. Esto es de gran ayuda para aparecer entre los resultados de Google Images, así como para asegurarte de que Google entiende de qué van tus publicaciones. Puedes incluir palabras clave en el título de una imagen y también el famoso “alt-text” o texto alternativo. Debes prestar atención a ambos y asegurarte de que se optimizan de manera correcta para los términos de búsqueda que te interesan. Recuerda, necesitas hacer todo lo que puedas para optimizar tu web. Google compara tu web con la de tus competidores y solo hay un puesto en la cabeza de los resultados de búsqueda.


3. ¡No lo sobrecargues!


Incluir tantas palabras clave como sean posibles en un texto de una web es una famosa táctica para optimizar tu web; pero deberías tener cuidado con esto. Necesitas evitar especialmente sobrecargar todo con palabras clave y añadir términos irrelevante, ya que los motores de búsqueda ven esto como hacer trampas. Si haces esto, es muy probable que tu web, como resultado, sufra en los rankings. En las primeras etapas de Google, se evaluaban las páginas en referencia a cuántas palabras clave tenían. Hoy en día, los motores de búsqueda son mucho más sofisticados; pueden detectar cuando una web está sobrecargada con palabras clave irrelevantes. Aún puedes utilizar palabras clave pero debes asegurarte de que esto no constituye el 5% de tu texto. Además, asegúrate de que escribes de manera natural y que tu contenido tiene sentido para tus visitantes. Si no lo tiene, entonces seguramente se darán cuenta y también lo hará Google.


4. Evita los "gemelos idénticos" para un buen SEO


Si una página de tu web tiene el mismo contenido escrito que otra página interna o externa, los motores de búsqueda lo penalizarán. No les gusta el contenido duplicado, con lo cual deberías centrarte en evitar esta práctica. Crear nuevo contenido o parafrasear secciones interesantes de otras fuentes es una mejor opción. Obviamente no deberías copiar y pegar contenido de otras fuentes. El contenido duplicado puede también ocurrir en páginas de producto diferentes que ofrecen el mismo producto. Es común ver las mismas descripciones para productos similares en las webs de tiendas online. Te recomendamos escribir contenido nuevo y fresco para cada uno de los productos o servicios que ofreces online.


5. Cuanto más largo, mejor


El contenido es la base de la optimización de nuestra web. Por ello, debes trabajar duro en crear contenido largo y natural rico en palabras clave. La longitud de tu contenido es un factor importante para los motores de búsqueda. Dan un ranking preferencial a páginas web que incluyen más de 1000 palabras. Además, cuanto más substancial e interesante sea tu contenido, los usuarios permanecerán más tiempo en tu web. Esto también es un factor clave en la colocación de tu web en los rankings de Google. Por supuesto, esta regla de 1000 palabras no se aplica igual para todas las webs. Si tienes subpáginas para tus productos, es difícil escribir valoraciones sobre ellas con más de 1000 palabras. De todas maneras, siempre y cuando el contenido suene natural, debes crear revisiones y descripciones que sean lo más largas posibles para darle más valor a tu web. En otros casos, puede que te interese escribir mensajes de 4000 palabras. Al final, la extensión de tu contenido está relacionada con lo que quieres comunicar.


6. Ten cuidado con los outbound links


Crear enlaces de una web a otras para ampliar la información que ofreces es una práctica muy útil para ti y tus visitantes. De esta manera, no necesitas crear más contenido que el necesario y tus visitantes pueden obtener información en profundidad sobre un tema específico. Esta táctica está muy bien pensada por google. Donde tienes que ir con cuidado con los outbound links es con enlaces muertos: si los enlaces a tu web están caducados porque la URL se ha modificado, tus enlaces se vuelven en portales con mensajes de error. Esto no es bueno para tu web o tus resultados en los motores de búsqueda, así que quizá quieres comprobar esos outbound links de vez en cuando para evitar que esto suceda.


7. Estás a la altura de tu última publicación


Por ahora, sabemos que tu contenido debe ser original, natural y preferiblemente largo. Pero esto no es todo: debes actualizarlo de vez en cuando para mantener a los motores de búsqueda interesados. Si los motores de búsqueda ven que actualizas tu contenido, estarás mejor posicionado, especialmente en Google. La consistencia es de vital importancia: 10 nuevos mensajes en un día seguidos cuando en 4 meses no hay nada, no son tan efectivos como las actualizaciones semanales regulares. Debes seguir un plan de contenido en el que, por ejemplo, cada dos semanas se actualiza una página.


rankingCoach te ayudará a conseguirlo


Si simplemente mantenerse al día con los elementos centrales de SEO te parece mucho trabajo, tener algo de ayuda podría ser una buena opción. rankingCoach ofrece una solución digital todo en uno para las empresas y los jóvenes empresarios que buscan competir con los líderes del mercado. Si quieres comprobar el estado de optimización de tu web de manera gratuita, puedes empezar con la prueba gratuita de rankingCoach.

Consigue éxito online

La App de Marketing Digital más completa para pequeñas empresas

DESCUBRE MÁS
Cupón: 75 € Nuevos usuarios
Cupón: 75 € Nuevos usuarios

23 Apr, 2019